Film

Destination: No-Place, work-in-progress

Realidad, poesía, apropiación, compromiso político y discurso cinematográfico se unen para explicar la historia de Vorkutá, una ciudad situada más allá del Círculo Polar Ártico, nacidad como campo de concentración.

 

Sinopsis

 

Está película es ante todo un viaje al interior de Rusia, específicamente a Vorkutá, una ciudad a la cual no llegan las carreteras y que se encuentra sujeta a un abandono del cual sus habitantes no pueden salir. “Nadie se hubiese atrevido a vivir en estas tierras. Están las noches polares y tormentas magnéticas. Esto afecta psicológicamente”, explican los habitantes de estas tierras. También nos hablan de corrupción y de la falta de libertad de expresión en un país en el que la clase dominante somete a su población a unas condiciones de vida deplorables.

La trama de fondo es la falsa idea de progreso. Vorkutá nació con el fin de explotar un territorio rico en carbón. Mientras la guerra fría y la carrera armamentística avanzaban se abrían más y más minas y la ciudad se expandía. Medio siglo después el mundo ya no tiene interés por el carbón y lo que significaba gloria es hoy decadencia y abandono. La cuestión no resuelta del marxismo es otro de los temas centrales. Después de la caída de la Unión Soviética, en el subconsciente colectivo ruso crece un fuerte sentimiento religioso que da respuesta y salida a la situación que vive el país. Según las palabras de Tuchev, “la fe rusa es algo que no se puede entender con la razón, solo se puede acceder a través del corazón.” También se habla de la incapacidad de acceder a una memoria histórica veraz mediante el uso de imágenes de archivo y la subtrama que se desarrolla en todo el filme.

 

Tratamiento

 

La propuesta formal de este proyecto tiene una naturaleza de ensayo. La película se narra mediante la voz en off de dos viajeros y a través de las entrevistas a las personas que se encuentran en esta odisea. La voz en off funciona como un diario epistolar. Los otros narradores de esta historia son los miembros de la asociación del Memorial, la única asociación que lucha por los derechos humanos en Rusia. Anna Politkóvskaya fue miembro de esta asociación antes de ser asesinada.

 

Godard (Notre Musique ) y Chris Marker (Letter from Siberia , Sans Soleil) son dos directores que han inspirado el tratamiento de esta película. En términos de los contenidos los textos de Michel Foucault (sociedades del control) y Paul Roicoeur (Memoria, historia y olvido), han sido inspiradores. También los contenidos del libro Sculpturing time de Andrei Tarkovsky.

 

El lenguaje cinematográfico que se utiliza está basado en dos mecanismos narrativos. Coexisten planos poéticos e hipnóticos con otras tomas más dinámicas de cámara en mano típicas del documental de calle. No hay iluminación ni situaciones ficticias. El montaje es lento, con tomas largas y momentos de silencio que ofrecen al espectador espacio para la reflexión. También hay cortes abruptos, tanto en imagen como en sonido.

 

La música es clásica. Hay piezas rusas compuestas por Dmitri Shostakóvich y Igor Stravinski. También piezas de Debussy y Mozart o canciones populares típicas de la época gloriosa de Rusia.

#rusia # campodeconcentración #cárcel #siberia #historia #fe #tarkovsky #vorkutá #carbón #guerrafría #abandono #aislados #corrupción #tormentasmagnéticas #círculopolarártico #decadencia #marxismo #memoria #documento #percepción #apropiación #archivo #imposibilidadeaccederalamemoria #fragilidadeldocumento #apriorihistórico #foucault #paulricoeur #memoriahistoriaolvido #testimonio #sociedadecontrol #sistema #foucault #disciplina #poder #marker #godard