Iteraciones Archivo Planas

La familia Ponce, 2019

Ponce.jpg
Boda _02.jpg

Título: La familia Ponce no muere. Intervención en el archivo 73

Collage imágenes de archivo montadas en metacrilato de 1m x 2m

Fons Arxiu Planas

El Inventor del Paraíso es un biodrama familiar que se presentó como obra de teatro site-specific en el inmenso archivo fotográfico de Josep Planas (más de 5 millones de imágenes), inventor de la iconografía y la imagen turística de las Islas Baleares. Un reducido grupo de espectadores recorrían las distintas estancias guiados por Marina Planas, la nieta del fotógrafo. Los objetos que iba encontrando hilaban los recuerdos de una vida dedicada a la imagen. En la penúltima escena la protagonista sufre una especie de delirio y su único objetivo es que el público destroce imágenes o que incluso se las coma, alegando que la memoria está sobrevalorada. La enorme carga de este archivo, que forma parte del patrimonio histórico de las Islas, ejerce sobre ella tal presión que la empuja muchas veces a querer destrozarlo y comérselo.

Statement:

Este collage es el resultado de las fotografías que se destrozaron durante los días 16, 17, 23 y 24 de noviembre de 2018 cuando se produjo la acción performática. A partir de la reagrupación de estas imágenes, que en principio estaban condenadas a desaparecer se establecen una serie de ideas:


 

1- Siendo una pieza colectiva se consolida la triple muerte del autor:

 

-El fotógrafo que disparó la imágen (el Sr. Bosch, Sr. Montoliu o el Sr. Pascual) que trabajaban en la empresa ya perdían sus derechos de autor por no ser propietarios de la empresa.

-El autor que tiene los derechos, que en este caso era el antiguo propietario de la empresa Josep Planas.

-Los autores que cortan las fotos en la visita al recorrido escénico.


 

2- El método de reconocimiento para agrupar las fotografías se hizo sin mirar prácticamente el contenido. Para su clasificación, mi primer impulso fue agruparlas por el color y el trazo del boli que se había utilizado para su enumeración 50 años atrás. Fueron reorganizadas siguiendo principios archivísticos más que principios de contenido. También daban pistas los distintos tipos de corte que habían efectuado los visitantes durante la performance. Esto en esencia era más rápido que parase a mirar la imágen.

 

3- Si no hubiese ocurrido este evento, posiblemente estas fotos jamás hubiesen salido a la luz.

 

4- La memoria está sobrevalorada. La intención al obligar a los asistententes que asistieron al acto performático a destrozar estas imágenes era para borrar, eliminar los hechos que aparecían en ellas pero de alguna manera estas imágenes se resistían a ser olvidadas.

5- Son imágenes de convenciones sociales que pertenecen a un pasado: bodas, comuniones y bautizos. Habla de lo cotidiano y lo universal. Es algo muy íntimo, personal y singular, y al mismo tiempo es serial; repitiendo siempre las mismas tomas, poses, y situaciones.

 

6- Con la constitución de 1978; que establece de nuevo la aconfesionalidad del Estado. La idea que se tenía del matrimonio cuando se tomaron estas fotos era muy distinta a la de hoy, en una sociedad en la que los valores “hasta que la muerte nos separe” eran vigentes. Es bastante irónico mirar las caras de los suegros en estas imágenes teniendo en cuenta estas circunstancias.


 

7- En ese “feliz” día, muchas de las personas seguro pasaban por procesos de inseguridad y de miedo adentrándose en un mundo desconocido para ellos hasta el momento: el matrimonio. Esos miedos y esas inseguridades, no aparecen en las fotografías. 


 

8- Muchas parejas se casaban por la presión social, puesto que la familia monoparental no se contemplaba. O que una mujer no tuveiese hijos, tampoco. El concepto de sistema familiar y de la unidad familiar a día de hoy ha cambiado. Este tipo de fotografía cada vez se hace menos, y posiblemente esté condenada a desaparecer.


 

9- Hoy en día un 60% de los matrimonios se separan. Las parejas que aparecen en estas imágenes son la primera generación que comienza a divorciarse en España. En 1981, 45 años después de que se derogase la primera Ley del Divorcio en España (1932), nuestro país volvía a admitir de forma legal el fin de los matrimonios siempre que fuera evidente que, tras un dilatado periodo de separación, su reconciliación ya no era factible.


 

10- Si morían, los niños que no se bautizaban o que no hacían la primera comunión iban al limbo.


 

11- Las imágenes también son un reflejo de las convenciones fotográficas de bodas, bautizos y comuniones. También son una documentación y patrimonio cultural, histórico y social propio de ese momento. Son restos de la arqueología del mundo fotográfico.

 

12- A través de los lugares donde se realizan los eventos festivos, los paisajes escogidos para la puesta en escena o la vestimenta se puede generar una tipología e identidad de gente anónima. 


 

13- Existen imágenes de esa unión que se celebra con un día festivo, mientras que las imágenes de la separación no existen. Eso también es una convención.


 

14- Al observar la disposición de las imágenes en el panel se producen ritmos y repeticiones que son referenciales al arte de archivo.


 

15- La familia Ponce lidera el proyecto, puesto que fue la familia que destrocé yo y posteriormente me comí.